Hemeroteca

Recopilación de artículos gastronómicos, propios y de prensa.

Repostería erótica

Juan José Lapitz
15.01.2017
Repostería erótica

Artículo de Juan José Lapitz publicado en su sección "saber y Sabor" de "El Diario Vasco" de 14 de enero de 2017

                                                               Publicado por Juan Manuel Garmendia

**********************

Les couilles du pape, que resultaron ser una confitura de higos, a los que me referí hace unas semanas, provocaron una serie de comentarios que me animan a retomar el tema, ya que son muchos productos de repostería que han sido bautizados con nombres que insinúan el erotismo. Una de las primeras veces que visité Benidorm me sorprendió la carta de postres de un restaurante, en la que figuraba "Tetas de novicia", golosina que conocí en Chinchón y que me estreñó verla ofertada en Levante. Nada que ver el producto anisado madrileño con los dos medios melocotones en almibar, rematados por un par de cerezas rojas confitadas, rodeado todo con chantilly, que sirvieron en la playa mediterránea. El Diccionario Vasco de Gastronomía, en cuya busqueda de vocablos intervine, recoge los "coñitos de monja", que define así: pasta seca, en forma de óvalos, terminados en punta, con un corte longitudinal. Al inefable Alberto Chicote, en una de sus intervenciones televisivas, le sorprendió que en las cocinas de un hotel bastante estrellado se elaboraron unos penes de chocolate que una vez degustados, mordisqueados o lamidos por los clientes, los restos se reciclaban para otras labores. Los "dulces orgasmos" asturianos saben a manzana y los "carajitos del profesor" de la misma procedencia se fabrican en honor de un profesor de música que, al parecer, era muy hábil en el manejo de las batutas. Anisadas son las oscuras "pelotas de fraile". A avellanas tostadas saben los "cojones anticristo" del Valle de Liébana y los "casquetes aragoneses" son unas empanadillas rellenas de cabello de ángel. Si quieren hacerse con un surtido de este tipo de golosinas les aconseje visiten la Maison Francis Miot, en la rue Gambetta de Saint Jean de Luz, donde encontrarán desde ciruelas del señor, deliciosos mazapanes en forma de testículos hasta pezones de chocolate.

Colaboradores
Gobierno Vasco MRW Hotel de Londres Vichy Catalán Hazi Autocares Díez