Hemeroteca

Recopilación de artículos gastronómicos, propios y de prensa.

La Putxera, precioso fruto de las necesidades

Juan Manuel Garmendia
03.07.2022
La Putxera, precioso fruto de las necesidades

Una de las grandezas del ser humano es su capacidad de reconvertir una situación de necesidad en una oportunidad para el futuro.

A finales del siglo XIX la industria vizcaína necesitaba de una fuente de energía económicamente rentable para sus hornos. Esta necesidad energética fue cubierta con el proyecto  de ferrocarril de La Robla surgido hacia 1890, de la mano de una serie de personajes emprendedores, como el ingeniero Alejandro Zuaznavar, empresarios y capitalistas como Evaristo Churruca, hijos de Lezama, Leguizamon, Paulino de la Sota y Casilda Iturrizar, Viuda de Epalza, entre otros, algunos de los cuales tenían participaciones en los negocios mineros, tanto del carbón como del hierro. El ferrocarril iba a facilitar la marcha de sus negocios industriales.

 

Esta nueva línea férrea española de vía estrecha con una longitud de 335 km, considerado el trazado de vía estrecha más largo  de Europa Occidental originalmente enlazaba La Robla (León) y Bilbao (Vizcaya). A partir de su inauguración el 11 de agosto de 1894  sus numerosos usuarios se vieron confrontados a otra nueva necesidad, más bien a una de las necesidades más antiguas de todo ser vivo, alimentarse durante el trayecto.

No está clara la paternidad de la putxera-olla ferroviaria. Digamos que es hija del ferrocarril y que nació entre León y Bilbao, ya fuera en Cistierna, Mataporquera, Balmaseda o en alguno de los muchos lugares por los que transcurría el Ferrocarril de La Robla.

Aprovechando el carbón que se transportaba y que se utilizaba para hacer funcionar las locomotoras, algún ingenioso pasajero/ferroviario ideó una cazuela con una "recámara" en la que poner carbón y así preparar unos sabrosos platos a "fuego lento". El trayecto, inicialmente de más de 10 horas, permitía tomarse la cocina de una manera muy "slow".

La Putxera es ideal para esos platos de cuchara que, además de cariño, necesitan una preparación a fuego lento. Según Julia Gómez, representante de la Cofradía de la Putxera de Balmaseda en la Junta Directiva de FECOGA, la putxera ofrece la posibilidad de hacer todo tipo de guisos de patata (marmitako, patatas con anchoas, patatas a la riojana,...),  de legumbres (garbanzos con hongos, lentejas con codornices, ...), de carne (guiso de oveja, rabo de toro, carrilleras) y de postres (arroz con leche, peras al vino, compota de manzana). Dicho en pocas palabras, la putxera ofrece la posibilidad de cocinar toda una paleta de recetas, casi infinita, y tiene como única limitación, la imaginación del cocinero. ¡Que viva la putxera!

Como se ve, la necesidad de energía (carbón) nos llevó al ferrocarril de La Robla y el hambre, a la Putxera, un itinerario gastronómico perfecto. Pero la Putxera salió de ese tren y ha viajado mucho, fuera del mundo ferroviario, en los hogares de las localidades que recorre el tren de La Robla.

A partir de todo ello, un grupo de balmasedanos decidió el año 2017 la creación de la "Cofradía de la Putxera - Olla Ferroviaria de Balmaseda", con el fin de defender, difundir y reivindicar este símbolo de Balmaseda y de la línea férrea de La Robla. 

El lunes día 23 de octubre de 2017, fiesta de San Severino, tuvo lugar en el Ayuntamiento de Balmaseda, el acto de Apadrinamiento de la nueva Cofradía de la Putxera, por parte de la afamada, veterana y prestigiosa Cofradía del Vino de Rioja. 

Desde 1971 se celebra en Balmaseda un concurso de Putxeras en los que participan cientos de concursantes, todo un espectáculo visual y olfativo. 

Desde esa fecha, la Cofradía, ha trabajado con pasión en la defensa de esta forma tan singular de cocina. Les animamos a que sigan en el empeño por muchos años. ¡Zorionak!

(Publicado por Juan Manuel Garmendia)

 

 

 

Colaboradores
Gobierno Vasco MRW Hotel de Londres Vichy Catalán Hazi Autocares Díez
pornobed.orgscat-japan.combdsmhd.orgwatchbdsm.net