Eventos

Todas las actividades (viajes, capítulos, conferencias, etc.) realizadas por las diferentes Cofradías a lo largo del tiempo.

XXXIV Concurso de Morcilla de Beasain

XXXIV Concurso de Morcilla de Beasain

El Concurso fue ganado por decimotercera vez por la morcilla de Olano. Los concursantes participantes en esta edición eran de Beasain (3), Donostia (1), Ibarra (1), Lasarte-Oria (1), Ordizia (1), Orio (1), Ormaiztrgi (1), Zaldibia (1) y Zegama (1).

En esta edición se ha reducido el número de miembros del Jurado, pasando de los 32 miembros de antes a los 12 de la edición de este año. 

Para quien todavía crea que todas las morcillas se parecen, un paseo y una degustación de las que se pueden encontrar en Beasain este fin de semana serán la prueba definitiva de que de eso nada. La asociación de la Cofradía de la Morcilla de Beasain organiza un año más, su concurso en el marco de la feria del día 3 (en el frontón, en el Paseo de Gernika, al lado de la estación) A las diez de la mañana abren los puestos en los que se pueden comprar productos de la zona y de Navarra - pan, manzanas, quesos, espárragos y pimientos, entre otros y a esa misma hora los cofrades comienzan a preparar el concurso, cuyas morcillas no se cocerán hasta las 11:30 horas y estarán una horita en la cazuela individual - destapada para que no revienten-; solo así, sumergidas tanto tiempo en agua con puerro, cebolla y un poco de perejil, se cocinan de manera que tengan la consistencia, los aromas y los sabores perfectos.

En las mesas del jurado, personas de todo tipo y condición, porque aquí se trata de gustos, dice Martín Urkiola, no de teorías. "Y siempre muchas amas de casa, que son las que más saben", asegura. Ellas podrían contar entonces muy bien qué caracteriza a la morcilla de Beasain. Pero lo cuenta Urkiola: "Son de puerro, cebolla y manteca de cerdo, cualquiera que no use esta manteca, y sí la de oveja, por ejemplo, está descalificada. Y luego cada  utiliza sus especias, canela, orégano, anises,.. " Eso le da el toque diferencial. Hace 15 años el concurso llegó al record de 41 concursantes, pero la falta de relevo generacional deja las últimas ediciones en la docena. El ganador se asegura un aumento de ventas en su carnicería durante todo el curso y además participa en todos los actos que la Cofradía realiza a lo largo del año.

La Cofradía de la Morcilla de Beasain, tras su entrega de premios, monta su bar pop-up de pintxos de morcilla (200 kilos, 2.000 pintxos) a un euros, copa de vino o sidra por otro euro. Y es el momento de ir a alguno de los restaurantes de la localidad, que este sábado proponen alubias con morcilla.

(Artículo de Juan Manuel Garmendia)

Colaboradores
Gobierno Vasco MRW Hotel de Londres Vichy Catalán Hazi Autocares Díez