Eventos

Todas las actividades (viajes, capítulos, conferencias, etc.) realizadas por las diferentes Cofradías a lo largo del tiempo.

A Madrid con Queso Idiazabal y turrón de Rafa Gorrotxategi

A Madrid con Queso Idiazabal y turrón de Rafa Gorrotxategi

Si “París bien vale una misa”, Madrid también merece una novena, por las oportunidades de promoción gastronómica que ofrece a las cofradías y a la gastronomía en general. Prueba de ello son las catas celebradas y disfrutadas respectivamente los pasados 13 y 14 de noviembre en su Euskal Etxea y en el restaurante Gaztelubide (Las Rozas).

Sin ánimo de ser exhaustivo, recordamos que la Cofradía del Queso de Cantabria hizo lo propio en otra ocasión en la Casa de Cantabria (recientemente en el Algarve portugués), dentro de los actos del Capítulo del Queso Manchego, las Cofradía del Queso Manchego y Espárrago de Navarra dirigieron una cata maridaje entre espárragos y queso Manchego …. Y así podríamos mencionar a muchas de nuestras cofradías. ¡Animamos a todas a seguir por este derrotero!

La Euskal Etxea (Casa Vasca) está ubicada en pleno corazón de la Villa y Corte, en el número 3 de la calle Jovellanos, frente al Teatro de la Zarzuela, en la trasera del Congreso de los Diputados. Desde esta privilegiada ubicación esta institución desarrolla una amplia labor cultural y gastronómica, de confluencia y hermandad. Un buen ejemplo lo tenemos en el acto de presentación del libro “Aralar, Pastores y gentiles” celebrado el pasado 13 de noviembre.

La presentación del libro se desarrolló en el salón de actos de la planta baja. Como afirmaba un responsable de la casa, no habían tenido un pleno así desde la visita de Javier Clemente. Todo un éxito de público…pero también de contenido. El libro fue presentado “en prosa poética” por Eduardo Martínez de Pisón, Premio Nacional de Medio Ambiente. Álvaro Bermejo, autor del libro pudo compartir con los presentes las vivencias, las principales líneas de este singular libro. Joseba Urretavizcaya, responsable de la editorial Origen ejercicio de feliz Notario.

Desde la proximidad de un ejemplo personal, “este libro es un homenaje ofrecido a aquellos protectores que nos enriquecen y nos han enriquecido el medio ambiente, la salud y la cultura durante años y generaciones. En esta época en la que los árboles tienen cada vez menos hojas como éstas, el tesoro del pastoreo quedará recogido en este libro. Pero, al mismo tiempo, para que el tesoro tenga valor, si los caseríos, pueblos, vecinos de Araitz han de mantenerse vivos, si Araitz tiene que vivir, tienen que vivir los baserritarras y los pastores. Los tesoros perdidos no tienen valor” (1).

   

Tras alimentar nuestras almas, los presentes nos desplazamos dos pisos para acceder a las instalaciones del restaurante Sagardi, donde fuimos testigos de una triple presentación:

Por una parte, Rafa Gorrotxategi nos acercó una muestra de su saber hacer en forma de chocolates y turrones, aportando en esta ocasión como novedad su turrón con leche de oveja lacha.

Por otra, la Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia ofreció una cata de Queso Idiazabal, con la elaboración de un queso in situ, por parte de su Cofrade José Ignacio Iturrioz.  En el trascurso de la cata se degustaron dos quesos blancos (sin ahumar) de distinta maduración y un tercero ahumado de la Quesería Antsoenea del Valle de Araitz. Durante la elaboración del queso y degustación de los distintos quesos, el Gran Maestre de la Cofradía, Jesús Mari Ormaetxea, explicó los parámetros a tener en cuenta durante la cata de un Idiazabal y la función que desarrollan nuestros pastores y ovejas en el campo, fin último por el que trabajan como cofradía.

La tercera parte de la velada la constituyó el puesto de queso Idiazabal de la quesería Antsoenea, en el mismo Maider pudo compartir con los presentes su experiencia personal, además de vender queso de su explotación. ¡Qué mejor tarjeta de presentación!

Al día siguiente, cuando saboreábamos las experiencias vividas el día anterior, nos dispusimos para organizar una nueva cata dirigida de Queso Idiazabal en el Restaurante Gaztelubide de Las Rozas.

 

El Restaurante Gaztelubide forma parte de un complejo de una superficie de 60.000 m2 de jardines, situado en un entorno muy agradable y ordenado, creando un marco donde se mezcla el lujo con la elegancia gracias a sus excelentes instalaciones que rodean un conjunto de edificaciones que acogen: un edificio principal con 4 salones con capacidad para 300 personas cada uno, con amplios jardines independientes al igual que las salas de baile, una carpa rodeada de jardines con capacidad de 300 personas, una capilla situada en el centro de los jardines, un hotel, un restaurante-cafetería Gaztelubide y un parking propio con capacidad para 1.000 coches.

Con vocación desde siempre por la artesanía culinaria y con muchos años en esta profesión, la ilusión y el sueño de sus promotores fue construir en Madrid un establecimiento donde encontrar lo mejor de la cocina vasca.

Precisamente, en este marco tan propicio, la Cofradía del Queso Idiazabal desarrolló una cata dirigida de Queso Idiazabal, siguiendo el formato de sus habituales catas (desarrollan más de 20 similares todos los años).

Por una parte, utilizan un power point con la información relevante. En esta cata utiliza una pantalla para proyectar unos videos relativos a la producción del Queso.

Un de los elementos que singularizan sus catas es la elaboración in situ de un queso Idiazabal, a veces traen a un pastor para su elaboración. En esta ocasión, el queso fue elaborado por el Cofrade José Ignacio Iturrioz. Durante el proceso de elaboración pudimos conocer de primera mano todos los detalles de elaboración, ver, oler y tocar la materia prima en su evolución hacia el queso terminado.

Conocido el proceso de elaboración, pasamos a la fase gustativa, de cata. En esta fase, Jesús Mari Ormaetxea, Gran Maestre del Queso Idiazabal de Ordizia, explicó todos los parámetros incluidos en la ficha de cata de la D.O. Idiazabal, aderezándolo con referencias históricas y de la comercialización del mismo.

La propiedad del Restaurante Gaztelubide, representada por José Romero, obsequió a los presentes con un sabroso vino, de nombre 22 PIES, ofrecido por la bodega La Bastida y con algunos sabrosos pintxos que maridaban magníficamente con los quesos degustados.

   El equipo de Cata con José Romero

Como Presidente de FECOGA, tuve el gusto de resaltar la labor que las diversas cofradías desarrollan en la promoción de los distintos productos. Esta labor la desarrollan altruistamente personas no vinculadas con la producción de los distintos productos, por amor a sus pueblos, organizando mercados, capítulos, catas, … A modo de ejemplo se proyectaron las fotografías del mercado de productos de FECOGA, mercado que en los dos últimos años se ha desarrollado en Ordizia.

Estas dos citas han resultado todo un éxito para la divulgación de los valores de la profesión de pastor, de su sabroso queso y de la fina confitería guipuzcoana. ¡Nuestra enhorabuena a los organizadores! Animamos a las cofradías a organizar eventos similares ya que resultan muy interesantes para la promoción de los respectivos productos, especialmente cuando se realizan de forma conjunta entre varias cofradías, defendiendo varios productos.

Juan Manuel Garmendia

Presidente de FECOGA

 Notas:

(1) (1) Texto del lbro “Aralar, Pastores y Gentiles”

 

            

Colaboradores
Gobierno Vasco MRW Hotel de Londres Vichy Catalán Hazi Autocares Díez