Eventos

Todas las actividades (viajes, capítulos, conferencias, etc.) realizadas por las diferentes Cofradías a lo largo del tiempo.

Viaje a la Ribeira Sacra y Asturias

Viaje a la Ribeira Sacra y Asturias

De regreso del viaje a nuestras casas, pasadas unas pocas semanas y reposadas las experiencias vividas, publicamos este artículo que, además de reseña y recuerdo, sirve para valorarlo y compartir el expíritu y la filosofía reinante en su organización y desarrollo.

Para ver la galería completa de fotografías, pulsa sobre GALERIA.

Las primeras líneas de agradecimiento a todos los agentes que han contribuido en la culminación de esta experiencia, en especial a las cofradías anfitrionas (Queso de Cantabria, Oriciu de Gijón, Amigos do Vinho da Ribeira Sacra y Gastrónomos del Yumay), a la Sociedad Filarmónica de Monforte de Lemos, al Otxote Eguzkilore de la Cofradía Vasca de Gastronomía, a las autoridades que nos han recibido en sus localidades, como han sido el alcalde de Monforte de Lemos (D. José Tomé Roca) , el alde de Illas (D. Alberto Tirador), la Concejala delegada de Turismo y Dinamización Económica de Castrillón (Dña. Mª del Mar González Iglesias), los miembros de cofradías asturianas que se incorporaron a la cena celebrada en Gastrónomos del Yumay y, para terminar, a los miembros de la expedición, cofrades ejemplares que han propiciado un ambiente sano de camadería y buen humor, verdadero éxito del viaje.

Este es el listado de cofradías participantes:

Alubia de Tolosa

Axoa de ternera y pimiento de Espelette

Cuto Divino de Tafalla

Morcilla de Beasain

Operne de Biarritz

Queimada de San Sebastián

Queso Idiazabal de Ordizia

Relleno de Navarra de Villava

Salmón del Bidasoa de Irún

Ttoro de Ciboure

Vasca de Gastronomía de San Sebastián

Cofradía invitada:

Meduliens del Medoc

El extenso recorriendo del viaje nos ha permitido recorrer gan parte de la geografía de FECOGA, partimos desde San Juan de Luz y tras sendas paradas en Irún y San Sebastián, la expedición se dirigió a Hoznayo en Cantabría donde nuestros amigos de la Cofradía del Queso de Cantabria habían organizado la primera comida del viaje, delegando las funciones anfitrionas en uno de sus cofrades más ilustres, Adolfo Izaguirre. Ciertamente una sabrosa comida de alto en el camino que presagiaba y marcaba el tono del viaje.

   Adolfo Izaguirre, perfecto anfitrión

   Un momento de la comida en Hoznayo

A los postres y en familia tuvimos un emotivo recuerdo a la figura de Jean Claude Rieux, marido de Marie Elicetche, cofrade de la Cofradía del Axoa de Ternera y Pimiento de Espelette, quien nos dejó de forma inesperada y dramática este verano pasado. Aprovechamos la ocasión para entregar la medalla de FECOGA a su viuda, como muestra de agradecimiento y de cariño. Jean Claude y Marie fueron de los primeros en apuntarse al viaje. Aunque él no vino, lo tuvimos muy presente durante el viaje, especialmente cada vez que cantábamos  su canción favorita “Urepeleko Artzaina” (=el pastor de Urepel).

    Entrega de la medalla de FECOGA a Marie Elicetche

Tras la comida, al autobus y directos al hotel Begoña de Gijón, un establecimiento hotelero muy centrico, hecho que nos facilitó los paseos previos a la cena organizada por Alejandro Fernández, de la Cofradía del Oriciu, anfitrión en Gijón.

Con puntualidad de FECOGA (mayor que la puntualidad suiza), la expedición partió guiada por Alejandro a conocer los alrededores de Gijón, con parada extemadamente interesante en la Universidad Laboral, todo un monumento al saber hacer de una época. Si de Paris se dice que “bien vale una misa”....de Gijón, “bien vale una universidad laboral”.

Tras el paseo y la visita cultural, la expedición dirigió sus pasos a la espicha “El Trole”, siendo gratamente sorprendida por el marco de la misma y por el despliegue de productos de la gastronomía asturiana que en la misma nos ofrecieron.

 

Una vez “tranquilizado” el espíritu, el grupo se arrancó a cantar, interpretando una gran parte del cancionero que José Ignacio Iturrioz de la Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia, había preparado con motivo del viaje. A decir verdad, contamos con el inestimable apoyo del Otxote Eguzkilore. Esa noche el grupo se retiró con cierto sentimiento de euforia contenida y con cierta curiosidad por las cosas que le esperaban en los próximos días.

Tras el reparador sueño, perfectamente desayunados, nos dirigimos a Monforte de Lemos, ciudad en la que pernoctamos las siguientes tres noches. A la llegada al parking del Colegio de los Escolapios (nuestra parada habitual esos días), nos revestimos con nuestros uniformes y, tras las fotos de rigor en el “Escorial” de Monforte de Lemos, “volamos” tras nuestro “txistulari”, “Modesto Lasa, hasta el ayuntamiento donde nos esperaba D. José Tomé Roca, alcalde de Monforte de Lemos. 

Un encuentro fraternal en el que el Presidente de FECOGA, Juan Manuel Garmendia, explicó el sentido del viaje y la razón de ser las cofradías gastronómicas y de FECOGA. Fueron respondidas por unas entrañables palabras del Sr. Alcalde, recorriendo la historia, cultura y gastronomía de la ciudad. A modo de confidencia nos descubrió su participación activa en una sociedad gastronómica de Monforte de Lemos. Vamos, que estabamos hablando con un verdadero espíritu gastronómico. Tras el intercambio de obsequios, nos sacamos unas fotografías para el recuerdo. Alguna de estas fotografías sirvió para la portada del periódico local del día siguiente.

 

Con el apetito más que pronunciado, tuvimos la primera de las comidas en Galicia, esta vez en la sala de catas del  Centro del Vino de la Ribeira Sacra, donde fuimos las felices “víctimas” de un extenso menú monfortino.

Tras la comida, nos instalamos en el Hotel Balneario Aguas ubicado en Pantón disponiendo cada cofrade del final de la tarde y así prepararse para las experiencias del siguiente día.

La mañana del 10 de octubre, la dedicamos a recorrer el paisaje de rio Miño, sus escarpados viñedos, acercándonos a la Bodega Abadía da Cova, desde la que se tiene la vista más emblemática y famosa de la Ribiera Sacra. Al termino de la mañana nos acercamos a la localidad de Chantada, callejeamos por su casco histórico, comiendo en el restaurante Mogay.

 

Tras la comida, regresamos al Centro del Vino de la Ribeira Sacra de Monforte de Lemos, disfrutamos de una interesante visita, conociendo muchos de los detalles que hacen posible la reputada fama de los vinos de esta D.O. y comprender, a su vez la dificultad de su vendimia y la influencia que tienen en la gastronomía y turismo de la región. Tras la visita, al hotel a disfrutar de la tarde libre.

El miércoles 11 de octubre había despertado muchas espectativas  en el grupo expedicionario, ¿cumpliaría con estas espectativas? Al partir con exquisita puntualidad a la hora prevista del hotel hacia el embarcadero de Doade y al encontrar poco tráfico en el camino, pudimos incluir una parada fuera de programa en el mirador de Soutochao. Estas impresionantes vistas fueron el “aperitivo” perfecto de la excursión de dos horas en catamarán que nos esperaba.

La excursión en catamarán resultó una auténtica gozada...incluso por encima de las espectativas.  Tras el paseo en catamarán nos acercaremos a la Bodega Adega Algueira, donde tuvimos la comida del día. A los postres una simpática actuación del Otxote Eguzkilore.

Continuando con la apretada agenda nos desplazamos a Quiroga a visitar al trujal de aceite Bendilló, de más de 500 años, donde Lupe, viuda de Guillermo Nogueira, propietario del Muiño de Farrapa e impulsor de la recuperación del aceite en Galicia, nos explicó el ancestral proceso de elaboración del aceite. Algunos afortunados pudimos comprar unas botellas del “oro líquido”.

Tras el trujal rumbo a Monforte, dejamos en el colegio de los Escolapios al Otxote Eguzkilore calentando sus voces. Ese rato fue aprovechado por el resto de la expedición para visitar el Parador de Monfonte en el alto de la ciudad y desde allí pudo disfrutar de las vistas de la ciudad.

El concierto de este miércoles 11 de octubre fue organizado en colaboración con la Filarmónica de Monforte de Lemos. Contó con una numerosa participación de monfortinos y las cofradías asistimos ataviados con nuestros uniformes. En el concierto se interpretó el siguiente programa:

1ª Parte: Oh Santissima

                   Where you there?

                   Pakea

                   Zatoz (SP)

                   Maitia nun zira

                   Annie Laurie

                   Amaizing grace

 

2ª Parte: Festara (SP)

                  Ume eder bat

                  Alma llanera

                  Kanta berri

                  Aurtxoa seaskan

                  Negra sombra

                  Euskal Herriko (SP)

                  Agur Jaunak

De éxito rotundo se puede considerar el obtenido esta ocasión por el Otxote Eguzkilore. Al término de la actuación un sentido intercambio de obsequios. La sensación del deber cumplido acompañó a los cofrades y coralistas al hotel, donde pudieron descansar y prepararse para el largo y placentero viaje de regreso.

El artífice de la exitosa estancia en Monforte de Lemos ha sido la Cofradía de la Amigos do Vinho da Ribeira Sacra, magníficamente capitaneada por su Gran Maestre, Manuel Grajo. Muchas gracias por vuestro trabajo y generosidad.

 

Eran las nueve de la mañana de la mañana del jueves cuando nuestro autobus partía rumbo a O Grove para disfrutar de la feria del marisco. La pronta llegada, 11:30 de la mañana permitió que el autobus aparcara en el puerto y nos dispusieramos para una comida temprana, evitando así las interminables colas de las que fuimos testigos con posterioridad. Un evento cultural, folclórico, gastronómico 100% recomendable.

A eso de las 15:30 partimos hacia Aviles, nos esperaban para celebrar una espicha/cena en la sede de la Cofradía Gastrómos del Yumay. Como sucede siempre en el Yumay, la espicha fue sencillamente perfecta. A las cofradías expedicionarias se incorporaron representantes de las siguientes cofradías asturianas Amigos de los Nabos de Foz de Morcín, Amigos del Queso Gamoneu, Colesterol, Desarme, Doña Gotrodo, Oriciu y Circulo Gastronómico de los Quesos Asturianos, así como de la cofradía de los Corsarios Vascos, de San Juan de Luz. Nos juntamos 110 cofrades a cenar.

Aprovechamos la ocasión para entregar un diploma commemorativo a Lola Sánchez y Justo Garcia, copropietarios y copresidentes anfitriones, quienes intervinieron en el sencillo acto oficial clausurado con la interpretación del “Himno del Yumay”, por su autor, Vicente Prado “El Pravianu”.

Una vez celebrada la cena-espicha, la fiesta continuo con una participativa velada musical, en la que intervinieron el mencionado Pravianu por parte asturiana y el ochote Equzkilore y el txistulari Modesto Lasa, pertenecientes a la Cofradía Vasca de Gastronomía y José Ignacio Iturrioz, de la Cofradía del Queso Idiazábal, quien a la guitarra acompaño en varías melodías a todos ellos. Poniendo el colofón un emotivo "Asturias Patria Querida", himno del Principado de Asturias, cantado por todos los presentes a iniciativa del ochote y posteriormente al son de la gaita de uno de los gaiteros asturianos más emblemáticos.

La última jornada fue mucho más que un puro trámite. Gracias a Carlos Guardado disfrutamos de los alrededores de Avilés, nos acercamos a Castrillón, al museo de Anclas Philippe Cousteau, creado por la Cofradía de la Buena Mesa del Mar, donde fuimos recibidos por la Concejala delegada de Turismo y Dinamización Económica de Castrillón, Dña. Mª del Mar González Iglesias. Una visita guiada nos permitió conocer las joyas históricas que abriga este museo y disfrutar del fascinante entorno natural.

 

La última comida del viaje la teníamos previasta en el Restaurante “La Tenada” de Illas. Una breve visita previa a su Ayuntamiento, siendo recibidos por su alcalde, D. Alberto Tirador, quien nos habló de la importancia de pueblos como el suyo y del mundo agro en nuestra sociedad.

La comida de “La Tenada”, es una comida tradicional, en el que como reza su cartel de entrada, “hoy tenemos lo de todos los días”...una extensa lista de platos tradicionales de la cocina asturiana....riquísimos. Aprovechamos la ocasión para entregar un diploma agradeciendo al restaurante por su hospitalidad y por su defensa de la cocina tradicional. A modo de provocación, sugerimos al otxote Eguzkilore que entonara el “tenemos hambre, hambre, hambre....”, causando regocijo de propios y ajenos.

Con claros síntomas y fundadas sospechas, el grupo expedicionario se acomodó en el autobus con la sana intención de sestear, “acortando” así en lo posible el viaje de regreso.

A modo de conclusión queremos trasmitir la satisfacción de esta Junta Directiva por un viaje que nos ha permitido estrechar lazos entre los cofrades participantes por la semana de convivencia, con las cofradías anfitrionas por las vivencias y necesidades organizativas, disfrutando en todos los casos de una gastronomía rica y variada. Muchas gracia a todos por hacer posible este proyecto. 

Colaboradores
Gobierno Vasco MRW Hotel de Londres Vichy Catalán Hazi Autocares Díez